jueves, 12 de mayo de 2016

Crítica a Merlí e impresiones

Hoy, vamos a comentar una serie que ha empezado hace poco a emitirse, y que además, será la primera crítica de serie que hagamos. Estoy hablando, como dice el título, de Merlí, una serie catalana, que recientemente ha sido doblada al español y que se está echando por la Sexta. Bien, vamos a ello.
 

Sin Spoilers

   Lo primero que hay que decir es que Merlí es una serie para relajarse. Es simplemente normal, sin un argumento elaboradisimo, simplemente sencillo, y ese creo que es su punto fuerte. Con tantas series con argumentos extravagantes y cosas por el estilo ( Las Crónicas de Shanara, Daredevil) a veces resulta agobiante y un poco repetitivo. Con Merlí no pasa, pues aunque el guión está ligeramente basado en el Club de los Poetas Muertos, es un guión sencillo y sin complicaciones, que gusta y que te hace sentir bien, relajado y a gusto. La serie trata básicamente de un profesor de filosofía que llega a un instituto donde estudia su hijo e intenta constantemente que sus alumnos " despierten" y disfruten, que piensen por sí mismos. 
  Otra cosa que me parece muy interesante es que cada capítulo de la serie tiene el nombre de un pensador de la filosofía y que esta basado en las ideas que tenía dicho pensador. Los personajes son muy buenos, con un Merlí estravagante que no dejará de sorprendernos y divertirnos con sus genialidades y pensamientos, y los alumnos están muy bien también, aunque para ello es mejor hablar con spoilers, y que demonios vamos con ellos.

Spoilers

  Hay que decir de los personajes es que como el guión, los problemas que tienen son normales. Mientras Gerard busca la manera que Mónica le haga caso, Bruno intenta que Pol Rubio se enamore de él al mismo tiempo que Joan se decide entre estudiar lo que le gusta o lo que le impone su padre y convertirse en abogado. Como veis, la mayor parte de los problemas que tienen los protagonistas son normales y principalmente amorosos, pero no por eso último penseis que es un culebrón, por Dios. Una cosa que me parece interesante es el personaje de Bruno. Como sabreis, Bruno es el hijo de Merlí, y es homosexual, lo cual me ha parecido muy bueno, ya que si os dais cuenta, al menos en España, en las series hay muy pocos personajes gays, y si los hay, siempre aparecen en series cómicas y son motivos de constantes burlas. La razón por la que me gusta que Bruno sea gay es que se le toma en serio, y en ningún momento buscan reírse de él. Otro personaje que también me gusta mucho es Gerard, el típico enamorado al que nunca hacen caso. De hecho se define a sí mismo así al principio de la serie, cuando Merlí llega a clase. Esperemos que su relación con Mónica salga bien, porque la verdad es que el pobre se esfuerza pues recordemos que hasta pidió consejo a Merlí. Y hablando de Merlí, vamos a hablar un poco de él, valga la rebundancia.
Merlí dando clase de una forma relajada.














Merlí es un tío que cae muy bien, y eso es porque es espontaneo. Nunca sabes lo que va a hacer hasta que lo hace. Siempre intenta motivar a sus alumnos e incluso llega a familiarizar con ellos, consiguiendo un ambiente relajado. Es un profesor que se preocupa por sus alumnos, y las clases que da son muy buenas, tanto que te da ganas de estar ahí, tomando apuntes. De hecho, Merlí se preocupa y se famirializa con sus alumnos más que con el resto de profesores, que se puede notar por ejemplo, con el profesor de catalán Eugeni, el típico profe que cuando sales de clase dices " Me tiene manía".
Ya para concluir, voy a decir que Merlí es una de las mejores series que he visto hasta el momento, por no decir la mejor. Esta primera temporada esta siendo genial ( Ojalá haya más temporadas, lo necesito) y estoy lleno de curiosidad por ver como se resuelven los problemas de todos los personajes, y cuales son los nuevos problemas que los sustituirán

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada